miércoles, 13 de septiembre de 2006

Kamelito ataca de nuevo, chingao

La periodista Carmen Aristegui y dos diarios dieron a conocer ayer martes 12 de septiembre la siguiente conversación telefónica de Emilio Gamboa Patrón con (su patrón) Kamel Nacif:

-Emilio Gamboa (EG): Papito, ¿dónde andas, cabrón?

-Kamel Nacif (KN): Pues aquí estoy en el pinche pueblo de los demonios, papá.

-EG: Pero ¿dónde andas, mi rey?, porque habla uno todo el día bien de ti, pero te pierdes hijo de la chingada.

-KN: Pues ando chingándole, no queda otra.

-EG: ¿Pero vas bien?

-KN: Pues mira, mientras estoy vivo pues me va bien.

-EG: No, no, no, ¿pero estás bien, no?

-KN: Así es mi rey.

-EG: Bueno, cuídateme mucho y nos vemos pronto, cabrón.

-KN: ¿Y cómo estás tú, senador?

-EG: Uy, a toda madre, aquí echando una comida con unos senadores, que si te cuento ahí te... (inaudible) cabrón.

-KN: ¿De dónde?

-EG: Vamos a sacar la reforma del hipódromo, cabrón, ya no del juego... del hipódromo.

-KN: ¿Para qué?

-EG: Para hacer juego ahí, cabrón.

-KN: ¿Cómo?... Bueno...

-EG: ¿Cómo lo ves?

-KN: No, no la chingues.

-EG: Entonces lo que tú digas, cabrón, lo que tú digas, por ahí vamos, cabrón.

-KN: No, dale pa' tras, papá.

-EG: Pues entonces va pa' tras, esa chingadera no pasa en el Senado eh.

-KN: ¡A huevo!

-EG: Ok.

-KN: ¡Pues a huevo!

-EG: Te mando mi cariño.

-KN: ¿Cuándo nos vemos?

-EG: Cuando quieras, mi Kamelito.

-KN: Pues cuando tú digas. ¿Cómo?

-EG: Regresando, yo me voy a Washington a ver unos cabrones, pero regresando te veo.

-KN: ¿Cuándo te vas a Washington?

-EG: Me voy el domingo... el sábado, y regreso el martes a las 11 de la noche.

-KN: Pues a ver si nos vemos el miércoles.

-EG: Regresando yo te llamo... créeme, que yo te llamo... ya no me llames... yo te llamo, amigo.

-KN: Orale, senador.

-EG: Un abrazo.

-KN: Estáte bien. Bye.

-EG: Bye.

1 comentario:

Mekishiko.NoNeko dijo...

Don Héctor:
¿Qué sido de usted, viejo camarada?
¿Dónde anda? ¿En qué pasos?
Yo sé que usted apoyaba a AMLO, pero no desprecie nuestra amistad porque soy escéptico, pero no sólo del Peje, sino de todo el espectro de los políticos en este país.
Écheme un grito, a ver que tal le va.
Un abrazo,