jueves, 22 de febrero de 2007

Me dio por llegar al fondo de las botellas, por caminar en las madrugadas en el Centro de esta ciudad, por observar a las prostitutas en tlalpan y en la Merced, por intentar escribir en cuadernos viejos con añejos recuerdos de la Prepa, me di cuenta que el tiempo no va a regresar, tuve ganas de llorar, lo hice, grité antes del amanecer, dejé de escuchar a sabina durante días que parecieron años, le tomé respeto a algunas lecturas de fadanelli, odio que haya borrado el diario del ron, necesito un percudido bar lo antes posible.

1 comentario:

tnf25 dijo...

El pasar del tiempo..no perdona a nadie..y lo mas difícil es seguirle el paso porque hay mucho de cioerto en eso de que el tiempo siempre esta tratando de dejarlo a uno atras....